• Marcos Rial

Alegremente infelices


¿Sos feliz? Probablemente esta sea la pregunta más profunda y difícil de contestar que le podamos hacer a cualquiera. Y sin embargo, no suele ser común escuchar una respuesta negativa. Constantemente vemos publicaciones en las redes sociales con títulos como “Me siento feliz” seguido por una carita sonriente o “La felicidad” presidiendo una foto del último helado hipercalórico que alguien se tomó. ¿Es realmente esto la felicidad? Ilustres filósofos como Aristóteles, San Agustín y Santo Tomás estarían en franco desacuerdo.

Las situaciones catalogadas como felices por lo general hacen referencia a un cierto momento de alegría o donde se la pasó bien, pero algo en lo que están de acuerdo estos filósofos es en que la felicidad, lejos de ser algo pasajero, es un estado constante y permanente. Visto de este modo no es correcto decir “me siento feliz”, porque la felicidad no es un sentimiento; me puedo sentir alegre, pero feliz, lo soy o no lo soy.

Pero entonces, ¿en situaciones malas y adversas se puede ser feliz igualmente? La respuesta es que sí, se puede; Aristóteles nos dice que en estos momentos se puede ser feliz demostrando “integridad de espíritu”. Claramente es más difícil que cuando la vida nos sonríe, pero esto es porque la verdadera felicidad está más relacionada con la paz que con cualquier otra cosa, y San Agustín dice que la paz es la “tranquilidad en el orden”. De este modo, si nuestra conciencia está tranquila respecto a las cosas que hacemos nos hallamos en paz y ahí sí podemos afirmar sin dudarlo que somos felices, porque interiormente nada nos perturba.

También es posible el caso inverso, en el cual no haya ningún tipo de tranquilidad interior porque nuestra vida es un completo desorden y no hallamos la paz, pero aun así es posible disfrutar un helado y “sentirse feliz”, lo que no es más que un momento de alegría pasajera. Sin embargo, tengo la sospecha que los helados de las personas felices tienen un sabor distinto.

Marcos Rial

Director de Comisiones de la SITA Joven

#felicidad #alegría #paz #SantoTomás #sanagustin #Aristóteles

0 vistas