La virtud impostergable

May 28, 2018

 

 Un viejo verso latino reza así: «Sed fugit interea, fugit irreparabile tempus» (Pero huye entre tanto, huye irreparablemente el tiempo). El verso en cuestión pertenece a Virgilio, uno de los más grandes poetas latinos, y con el paso del tiempo se resumió en la más conocida locución Tempus Fugit. Quizás más famosa llegó a ser la expresión de otro poeta latino, Horacio: «Si tempus fugit, carpe diem» es decir, si el tiempo huye, aprovechemos la ocasión y el momento.

 

El tiempo huye, se nos escapa entre las manos, y mucho no podes hacer por evitarlo. De hecho, lo único que podemos hacer es aprovecharlo (aunque hacerlo no sea una tarea fácil). Precisamente, la idea que se desprendía tradicionalmente de las expresiones latinas era la siguiente: si el tiempo huye, no nos entretengamos con planes a muy largo plazo, por el contrario, concentrémonos en el corto plazo, en el presente. Si bien es cierto que muchas veces esta idea ha sido esgrimida a favor de un cierto epicureísmo o como excusa para liberarnos de las responsabilidades, podemos usarla en el sentido opuesto. Veamos como…

 

Santo Tomás de Aquino nos enseñó que la virtud es un hábito operativo bueno por el que se vive rectamente. En líneas generales todos sabemos lo que es la virtud, pero no viene mal recordarlo de tanto en tanto. Lo primero que se nos dice es que la virtud es un hábito, lo que en este caso significa que la virtud es una cierta disposición interna hacía algo (ya veremos qué), adquirida y arraigada de tal forma en nosotros que la pensamos como una “segunda naturaleza”. Dicho a las apuradas, es algo que se ha vuelto muy habitual en nosotros: por ejemplo, después de repetir muchas veces el ejercicio del estudio, el estudiar se hace algo habitual para nosotros. Que sea operativo significa que el hábito en cuestión está ordenado, dispuesto, hacia una acción (una operación). De acuerdo a la operación a la que se ordene tendrán lugar las distintas virtudes (si es al estudio, será la estudiosidad; si es a la higiene, será la pulcritud; etc.). Por bueno se entiende que el hábito está dispuesto hacia la forma más perfecta de la operación a la que se ordena. Y por último, la virtud nos ayuda a vivir rectamente, es decir, nos acerca al bien y nos perfecciona.

 

Así dicho, apretado y conciso, es verdad que la virtud puede sonar algo aburrida, una muestra de museo a la que nadie le da mucha importancia pero sabemos refinada. El problema está quizás en pensarla como algo frío, apagado, e incluso molesto. ¡Pero la virtud es exactamente todo lo contrario! Me gusta pensar en las virtudes como super poderes. ¿Por qué no? La virtud nos ayuda a realizar algo de forma rápida (el que conoce lo que hace no pierde el tiempo en nimiedades), fácil (es algo repetido tantas veces que ya no me cuesta hacerlo) y correctamente (es difícil pifiarle a algo que se maneja al dedillo). Creo que no es muy distinto a un super poder…

 

¡Ya sé lo que van a decir! ¿Y qué tiene que ver todo esto de la virtud con la expresión tempus fugit? Fácil: como se puede ver, la virtud no es algo que se consiga fácilmente. Para que una acción llegué a ser habitual en nosotros, para que se convierta en un hábito, debemos repetirla muchas veces… Nadie se hace pianista por tocar dos veces un piano. En el mundo del deporte hay un eslogan ideal para eso: no pain, no glory. Sin dolor, sin mucho entrenamiento, no hay gloria. La virtud es la recompensa de un largo entrenamiento, y eso puede desanimarnos. ¿Solución? No nos fijemos en el largo plazo, no nos preocupemos por el tiempo que nos llevará adquirir tal o cual virtud. Por el contrario, vivamos el momento, aprovechemos cada ocasión, para ejercitarnos en las buenas acciones. El resto viene solo y antes de lo que pensamos. Recuerden, tempus fugit.

 

No postergués más esa virtud que querés alcanzar. Ejercitala ya, right now. ¡Hoy te convertís en héroe!

 

Alejo Cercato

Colaborador de la Dirección de Investigación de la SITA Joven

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

SUSCRIBITE

Please reload

POSTS RECIENTES

TAGS

BLOG DE LA

SITA Joven

Please reload